Cuidar el equipo no solo significa revisarlo con cierta regularidad, sino que, además, tenemos que preocuparnos y mantenerlo lo mejor posible en las tareas diarias.

Cuando hablamos de cuidar el equipo a diario, no queremos decir que hay que pasarle un trapo y quitarle el polvo cada media hora o analizarlo todo el tiempo con un antivirus. El cuidado diario nuestro equipo requiere adoptar una costumbre sencilla que explicaremos fácilmente.

335790

Combatir el Malware

Empecemos por referirnos al malware, esos sistemas maliciosos que tienen la propiedad de infiltrarse y dañar el equipo de una forma silenciosa sin que nos percatemos de los hechos hasta que ya estemos infectados. Pueden llegar a nuestra máquina de diversas formas: por Internet, en un pendrive y hasta en algún DVD que nos prestó un amigo. Podemos evitarlo de las siguientes maneras:

  • Tener cuidado con respecto a que páginas web navegamos; algunas fueron creadas solo con el propósito de esparcir amenazas.
  • Si usamos un pendrive en una maquina ajena, antes de abrirlo en la nuestra, revisarlo con un antivirus.
  • Muchas veces podemos recibir mails en nuestra casilla con remitentes que desconocemos; prestemos atención, porque quizá se trate de un malware.
  • En los sistemas de mensajería instantánea puede filtrarse malware en algún archivo comprimido. Debemos tener en cuenta quien lo envía.
  • Tener especial cuidado con aplicaciones piratas bajadas de Internet.
  • Mantener nuestro software actualizado a las ultimas versiones.

Pequeñas amenazas:

Troyanos, gusanos o cualquier tipo de malware están siempre amenazando nuestro equipo; es necesario contar con una solución antivirus.

Anuncios